La importancia de la ecografía durante el primer trimestre

La ecografía es una prueba diagnóstica clave durante el embarazo. Permite valorar las estructuras y anatomía del feto, así como su crecimiento. La interpretación de las imágenes requiere un alto grado de entrenamiento. La ecografía es hoy en día la herramienta fundamental para poder detectar malformaciones en el feto.

Durante el primer trimestre es indispensable hacer al menos una, más o menos a las 12 semanas de gestación, ya que con ella se obtiene mucha información sobre el desarrollo anatómico y el tamaño del feto, lo que permiten comprobar que la mayoría de órganos se han formado adecuadamente.

La otra medición que se realiza es la traslucencia nucal, el líquido que todos los fetos tienen en la nuca. También se le llama pliegue nucal.

Esta ecografía para los padres es muy emocionante, ya que su futuro hijo ya va teniendo forma más o menos parecida a un bebé, se mueve, aunque la mamá aún no lo perciba, y a veces el obstetra ya es capaz de decirles qué sexo tendrá su hijo (aunque la mayoría de las veces preferimos esperar a la semana 20, ya que en esa ecografía el sexo ya está bien a la vista).

Es muchas veces a raíz de esta prueba que los padres son conscientes de que realmente van a ser padres, se materializa todo mucho. Sobre todo, en aquellos casos en los que el embarazo transcurre sin síntomas.

Enlaces Externos: http://www.drjorgeng.com/la-importancia-la-ecografia-primer-trimestre/trackback/