¿Se puede saber el sexo del bebé por la forma y el tamaño de la barriga?

sexo del bebé

Esta es una pregunta muy frecuente en el consultorio. Y la respuesta es sencilla: No, el tamaño y la
forma de la barriga durante el embarazo no son indicadores del sexo del bebé. Mucha gente tiene
la creencia de que si la barriga es puntiaguda será niño, o si es redonda, niña. Otros argumentan
que si es más grande, es porque será una linda bebita.
Todo esto es falso. La única forma válida de determinar el sexo del bebé es mediante una
ecografía o un análisis de sangre.
Así crece la barriga:
Durante los primeros tres meses de embarazo, el útero permanece dentro de la pelvis. Por lo
tanto, si bien es cierto que los músculos de la pared uterina se van ensanchando, no es tan notorio
el crecimiento del abdomen.
En el segundo trimestre del embarazo, la barriga comienza a despuntar. Es notorio el cambio entre
los meses cuatro y seis, en el cual ya se aprecia del tamaño de un balón. Es importante acotar que,
durante este periodo, la cantidad de líquido amniótico y el retraso del crecimiento intrauterino
pueden influir en la rapidez de crecimiento de la panza.
Los últimos tres meses de embarazo marcan un crecimiento acelerado, puesto que el bebé
aumenta de tamaño rápidamente. Hacia el final, el útero se ubica por debajo de las costillas,
desplazando a órganos como el intestino, pulmones y corazón. Esto trae como consecuencia que
el proceso de digestión sea más lento, así como la presencia de palpitaciones y una respiración
agitada.
¿Realmente importa el tamaño de la barriga?
La verdad, no. Sin embargo, puede darnos algunos indicadores. Veamos: de acuerdo con tu peso y
estatura, la pancita debe monitorearse periódicamente para determinar si el bebé se está
desarrollando de manera adecuada. Si el bebé se sitúa en la parte posterior del útero, la barriga
tiende a ser más ancha.
Como mencionamos anteriormente, la cantidad de líquido amniótico influye en el tamaño. Si se
trata de un segundo embarazo, el vientre puede ser más pronunciado. Pasa lo contrario si ya es el
tercero, debido a la falta de tonificación de la barriga producto de los partos previos. Para las
madres primerizas, si la pancita tarda en dejarse ver, ¡no te preocupes! Esto es porque el útero no
se ha distendido.

Enlaces Externos: https://www.drjorgeng.com/se-puede-saber-el-sexo-del-bebe-por-la-forma-y-el-tamano-de-la-barriga/trackback/

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − tres =